Warning: Declaration of JCacheControllerPage::store($wrkarounds = true) should be compatible with JCacheController::store($data, $id, $group = NULL) in /home/forensik/public_html/libraries/joomla/cache/controller/page.php on line 199
llámenos!

(+56 9)98321635


Warning: Declaration of JCacheControllerView::get(&$view, $method, $id = false, $wrkarounds = true) should be compatible with JCacheController::get($id, $group = NULL) in /home/forensik/public_html/libraries/joomla/cache/controller/view.php on line 137

Warning: Declaration of JParameter::loadSetupFile($path) should be compatible with JRegistry::loadSetupFile() in /home/forensik/public_html/libraries/joomla/html/parameter.php on line 512
Viernes, 16 Marzo 2012 00:00

La aberrante "Prueba respiratoria evidencial" de la Ley "de tolerancia cero"

A veces uno se pregunta cómo las instituciones de Gobierno y Parlamentarios se dan el lujo de legislar sin el mínimo de rigurosidad científica. Pero lo hacen... La nueva "Ley de tolerancia cero" no sólo no corrige el error del Art. 111 del D.F.L. 1/2009, el cual no distingue correctamente entre alcotest y alcoholemia. Peor aún: este error conceptual se potencia al introducir la figura de "Prueba respiratoria evidencial".

 

La sangre es el material de elección para la demostración de sustancias tóxicas [1,2] y la única para la cual sus resultados permiten inferir compromiso agudo por efecto de la droga o fármaco. Este principio toxicológico si bien elemental, actualmente no se encuentra debidamente resguardado en nuestro marco legal.
 

Es preciso entender que la interpretación de la concentración de alcohol en aire espirado (alcotest) es diametralmente distinta de la concentración sanguínea de etanol (alcoholemia). El alcotest fue diseñado como una prueba de tamizaje cuya finalidad práctica es decidir quiénes deben ser sometidos al examen definitivo: la extracción de sangre y determinación de la alcoholemia. Pero no resulta judicialmente útil para inferir la cantidad de alcohol absorbida en la sangre en un momento determinado, estimándose que sus resultados pueden oscilar entre un 18% a 31% con respecto al valor real [3].
 

Si bien en 1976 la primera legislación que reglamentó el uso del alcotest [4] se ajustó correctamente al proceder técnico antes referido, la actual Ley de Tránsito confunde en su Artículo 111 la real utilidad de dicha prueba, dado que entiende el estado de ebriedad (no así la influencia del alcohol) como una determinada concentración de alcohol en la sangre o en el organismo, la cual constará en el informe de alcoholemia o en el resultado de la prueba respiratoria.
 

Más que enmendar este error, la nueva ley “de tolerancia cero” lo potencia al introducir explícitamente la posibilidad de reemplazar el examen de sangre por una “Prueba respiratoria evidencial”, la cual entregaría el resultado en un par de minutos y sin la necesidad de trasladar a la persona fiscalizada a un centro de salud. Tanto es así que el Gobierno ha difundido temerariamente un concepto científicamente equivocado, cual es, que la “alcoholemia y la prueba respiratoria evidencial tendrán igual valor probatorio” [5].
 

Cabe aclarar que el alcotest sólo puede ser considerado sólo como una orientación de la verdadera concentración sanguínea de etanol y no como un parámetro de certeza, por cuanto:
 

  • La equivalencia teórica planteada originalmente por Harger et. al. en 1950 (cantidad de etanol presente en 2.100 ml de aire alveolar = a la contenida en 1 ml de sangre) ha sido discutida y relativizada por muchos autores. A modo de ej. Jones et al. plantean que la igualdad recién se produce con 2.300 ml de aire espirado [6], en tanto que Penning et al. asignan un rango de equivalencia que va desde los 700 a los 3000 ml [7]
  • Los resultados del alcotest pueden ser influenciados por múltiples factores que no inciden en la alcoholemia. Considérese aquí variables tan aleatorias como la presión atmosférica, temperatura ambiental, temperatura corporal o concentración de glóbulos rojos de la persona
  • Durante la fase de absorción del alcohol, el valor obtenido por alcotest es sistemáticamente mayor que la alcoholemia. En efecto: si se realiza un examen de alcotest inmediatamente después de ingerido un licor, el resultado suele ser muy elevado no obstante no haya ingresado aún alcohol a la sangre (y por tanto la alcoholemia del individuo sea 0,00 g‰)
  • Durante las fases de distribución y eliminación, el valor obtenido por alcotest es sistemáticamente menor que la alcoholemia


Dado lo anterior, aquellos países que han aceptado asignar valores de alcotest como prueba judicial del nivel de consumo de alcohol han establecido en su legislación que el valor para sancionar será distinto si proviene de una medición en aire espirado o en sangre [8, 9]. Ello no fue considerado así en la nueva ley chilena.

 

  1. Augsburger M, Donze N, Menetrey A, Brossard C, Sporkert F, Giroud C, et al. Concentration of drugs in blood of suspected impaired drivers. Forensic Sci Int. 2005;153(1):11-5.
  2. Heifer U. Blutalkoholkonzentration und -wirkung, verkehrsmedizinische Charakterisierung und verkehrsrechtliche Relevanz von Alkoholgrenzwerten im Strassenverkehr. Blutalkohol. 1991;28(3):121-45.
  3. Repetto M., Toxicología avanzada. Ediciones Díaz Santos, España, 1995 (pp. 425-475).
  4. Decreto 430/1976, Ministerio de Justicia. Publicado en Diario Oficial el 21-04-1976
  5. Nueva ley de Tolerancia 0 al alcohol en la conducción. Disponible aquí [Consultado el 16 de Marzo de 2012].
  6. Jones AW, Jonsson KA, Kechagias S. Effect of high-fat, high-protein, and high-carbohydrate meals on the pharmacokinetics of a small dose of ethanol. Br J Clin Pharmacol. 1997;44(6):521-6.
  7. R. Penning, K. Anslinger, T. Gilg, O. Peschel, L. von Meyer, Verkehrsmedizin, in Rechtsmedizin systematisch, R. Penning, Editor. 2006: Bremen. p. 210-245.
  8. González-Wilhelm L, Orellana J.J, Bratzke H. Prevalence of alcohol in blood samples from adults involved in traffic law violations in Frankfurt/Main and South-Hessen. Cross sectional study (1993 – 2004). Blutalkohol 44, 2007: p. 215-230.
  9. Imai H. The new traffic law and reduction of alcohol related fatal crashes in Japan. Inj Prev. 2003 Dec;9(4):382.


     
Leer 4239 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.