Warning: Declaration of JCacheControllerPage::store($wrkarounds = true) should be compatible with JCacheController::store($data, $id, $group = NULL) in /home/forensik/public_html/libraries/joomla/cache/controller/page.php on line 199
llámenos!

(+56 9)98321635


Warning: Declaration of JCacheControllerView::get(&$view, $method, $id = false, $wrkarounds = true) should be compatible with JCacheController::get($id, $group = NULL) in /home/forensik/public_html/libraries/joomla/cache/controller/view.php on line 137

Warning: Declaration of JParameter::loadSetupFile($path) should be compatible with JRegistry::loadSetupFile() in /home/forensik/public_html/libraries/joomla/html/parameter.php on line 512
Jueves, 25 Octubre 2012 00:57

Alcotest/Alcoholemia: digamos las cosas por su nombre

Dr. Leonardo González Wilhelm
Director Médico FORENSIK S.A.

Especialista en Medicina Legal
Magíster en Epidemiología Clínica
Doctorado en Medicina
Miembro de la Sociedad Alemana de Medicina del Tránsito

Revisar el cúmulo de opiniones aportadas en los últimos días por expertos, pseudo-expertos y expertillos nos motiva a aclarar ciertos temas para que la comunidad no siga siendo desorientada y los profesionales del área dispongan la información pertinente para su aplicación en sus respectivos ámbitos de trabajo.

 

Hacemos presente que todos los conceptos que se exponen a continuación fueron detallados en una investigación científica publicada en la Revista Médica de Chile en Julio de este año, la cual pueden revisar íntegramente aquí.


  • Alcotest y alcoholemia no miden lo mismo

La alcoholemia mide la concentración de etanol en la sangre; el alcotest en tanto, efectúa una estimación de dicho valor a partir de la concentración de alcohol detectada en el aire espirado.
 

El hecho que el alcotest sea sólo una estimación da cuenta de la primera de sus debilidades: la equivalencia teórica entre ambos exámenes (planteada originalmente por Harger et. al. en 1950) ha sido discutida y relativizada por muchos autores. No existe consenso científico actual al respecto.
 
 

  • ¿Desde cuándo se utiliza el alcotest en Chile?

Se ha informado que su aplicación lleva 16 años. La verdad, el primer reglamento para su uso fue dictado en 1974.
 
 

  • ¿Qué utilidad brinda el alcotest?

Como se ha manifestado por diversos actores, el alcotest está diseñado como una prueba de tamizaje que permite detectar a los conductores que han consumido alcohol y llevarlos a un centro asistencial para la extracción de la muestra de sangre que posteriormente será sometida a análisis (alcoholemia). Así por tanto, es lo que técnicamente se denomina “pre-test” o “test de screening”.
 
 

  • Las policías ¿pueden dar a conocer a los medios de comunicación los resultados de un alcotest?

No. Así fue reconocido por el Director General de Carabineros y por ende cada vez que ello ocurra, debiera instruirse el correspondiente sumario administrativo.
 
 

  • ¿Qué tan certero es el alcotest?

Depende. Y depende de muchos factores, varios de los cuales no afectan la alcoholemia. Aquí cabe citar: presión atmosférica, temperatura ambiental, temperatura corporal, concentración de glóbulos rojos de la persona, fase en que se encuentre el metabolismo del alcohol (lo que a su vez se relaciona con el tiempo que ha transcurrido desde la ingesta).
 

Visto lo anterior, el alcotest no resulta judicialmente útil para inferir la cantidad de alcohol absorbida en la sangre en un momento determinado, estimándose que sus resultados pueden oscilar entre un 18% a 31% con respecto al valor real de concentración sanguínea.
 

Decir por tanto que el alcotest “tiene un margen de error muy bajo con respecto a la alcoholemia” o que “es altamente confiable” es una falacia. Asimismo, tampoco es posible afirmar que las diferencias entre los valores obtenidos en ambos exámenes se deban sólo al tiempo transcurrido entre la obtención de las muestras (respiratoria vs. sangre).
 
 

  • ¿La única prueba válida para un tribunal es la alcoholemia?

Se ha intentado recalcar que el valor que judicialmente importa es la alcoholemia. La verdad sea dicha, ello no es tan así. Según lo dispone el Art. 111 de la Ley de Tránsito, efectivamente para sancionar un estado de ebriedad sólo ha de procederse en base a la alcoholemia. Pero no ocurre lo mismo con el manejo bajo la influencia del alcohol. Allí la norma legal citada abre flancos para que el alcotest sea prueba suficiente para sentenciar, no obstante en la mayoría de los casos los jueces (hasta ahora) no lo hacen.
 

Con todo, se ha de tener presente que el valor de alcoholemia se obtiene transcurridos algunos días. Dado ello, lo usual es que las mediciones de alcotest sean utilizadas en una primera instancia para decretar medidas cautelares que pueden incluso incluir la privación de libertad.
 
 

  • La ley de tolerancia cero modifica el valor legal que ha de asignarse al alcotest

Este es un hecho que se ha omitido en la discusión pública. Las autoridades han salido a señalar que el examen más importante y con valor jurídico es la alcoholemia. Pero han acallado absolutamente el hecho que la ley de tolerancia cero pretende reemplazar la alcoholemia por un alcotest de nombre rimbombante: “Prueba respiratoria evidencial” (ver aquí). Esto aún no se concreta sólo porque no se ha promulgado el reglamento de la ley.
 

Como se ha dicho, alcotest y alcoholemia son distintos. Pero nuestros parlamentarios y el Gobierno pretenden forzar una equivalencia sólo para evitar tener que llevar a los conductores a un centro asistencial para la toma de muestra de sangre. Para ellos, el fin justifica los medios no obstante la absoluta carencia de sustento técnico.
 
 

  • Los alcotest ¿debieran dejar de utilizarse?

Si la aseveración apunta a que sus resultados no debieran ser usados como parámetro para tomar una decisión judicial, sí. Pero para la seguridad en el tránsito y el respaldo del funcionario policial que decide llevar a una persona a someterla a una extracción de sangre, el alcotest es una herramienta de enorme utilidad y su uso no debiera ser abandonado.
 
 

  • La alcoholemia ¿es infalible?

No. Depende (entre otros) del método de análisis que se utilice. El ideal se denomina “Cromatografía de gases con Headspace”. Éste sin embargo, NO ESTÁ DISPONIBLE en todos los Servicios Médico Legales (SML) de Chile. Así por tanto, en los lugares en donde no de dispone de la tecnología mencionada se utiliza un método alternativo de análisis, denominado “Micrométodo de Widmark”. Cualquier resultado (+) con éste último debiera ser confirmado siempre con Cromatografía.

El SML ha afirmado que en la práctica ello ocurre de esta forma (ver aquí), sin embargo, la Resolución que fija el procedimiento de análisis de las alcoholemias dice lo contrario (ver aquí). En rigor, cuesta creer que - por ejemplo - todas las alcoholemias (+) obtenidas en Punta Arenas o Coyhaique sean enviadas para confirmación a Puerto Montt.
 
 

  • O sea ¿una alcoholemia que resulte positiva (≥0,3‰) puede no serlo?

Así es. Las diferencias entre los resultados obtenidos por Cromatografía de los recabados con el Método de Widmark no suelen ser groseras, pero sí pueden representar un problema judicial si están cerca de los puntos de corte legal.
 
 

  • Aparte del método de análisis, ¿por qué más la alcoholemia puede ser falsamente (+)?

Las explicaciones posibles son básicamente dos: que la muestra de sangre haya sido mal tomada, limpiando la piel con alcohol en vez de jabón, o bien, que haya existido una mala rotulación del frasco.
 
 

  • Las muestras de sangre para alcoholemia ¿sólo pueden ser obtenidas en recintos públicos?

No. Los lugares para ello son los que el SML haya autorizado mediante resolución exenta.
 
 

  • ¿Por qué se han obtenido valores tan altos de alcotest en los últimos días?

La explicación más razonable es que la persona haya bebido muy poco antes del momento en que se le hizo el control. También es posible que el valor obtenido sobrepase el margen de detección del instrumento, quedando fuera de rango e informando un valor absolutamente errado. Asimismo, la exactitud depende también del grado de calibración y la marca comercial de los instrumentos que están siendo utilizados (no todos están validados bajo normas ISO).
 
 

  • ¿Con un alcotest elevado debiera procederse a un examen de narcotest?

No necesariamente. En rigor, el narcotest resulta mucho más útil en aquellos casos con alcotest (-) pero que tienen compromiso clínico evidente.
 
 

  • Con alcoholemia de 5‰ ¿la persona debiera estar muerta?

No necesariamente, pero sí con riesgo vital. Si bien es cierto que la literatura médica puede ofrecer reportes de casos en el mundo con sobrevida a valores superiores, ello no son más que datos anecdóticos y no resulta una información generalizable.
 
 

  • La alcoholemia no la hace nadie en un país civilizado

Es de las opiniones más absurdas y carentes de fundamentos que han sido ventiladas estos días. Y proviene de quien se denomina “experto en seguridad vial”, sin dar cuenta siquiera de su título profesional. En fin… está claro que quien nada sabe, al parecer nada teme…
 
 

  • La ley de tolerancia cero ¿ha reducido muertes por accidentes de tránsito derivados del alcohol?

Esta afirmación asume una relación de causalidad. Científicamente ello no puede ser demostrado sólo a partir de datos observacionales. Se requieren análisis mucho más complejos (ej. modelos de regresión de Poisson) que comparen el comportamiento de diversas variables durante un período de tiempo razonable que incluya el antes y después de la promulgación de la ley.
 

Así por tanto, sacar cuentas alegres es por ahora prematuro. Es muy razonable pensar que la aparente disminución se deba a la publicidad de la ley y el hecho que se esté fiscalizando. La real eficacia de la ley sin embargo, sólo podrá ser conocida en varios años más y mediante estudios serios, no simples reportes de datos estadísticos.



 

Leer 17869 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.